Mi Bulgaria

He nacido en Bulgaria. Soy búlgara. Soy orgullosa de ser búlgara. La mejor ventaja de ser búlgara es haber domado uno de las lenguas más difíciles del mundo. Me atrevo a decir que he domado el búlgaro pues casi nunca cometo errores al escribir pero también por haberme familiarizado con la lengua, la cultura y las tradiciones locales. He viajado por todo el país (y el exterior) y me gustaría ser su guía en Bulgaria, ya sea guía turística o como traductora y/o interprete.

Porque debería visitar Bulgaria

Por su herencia cultural. Por ser el país más anciano de Europa cuyo nombre no ha sido cambiado. Por los cambios sufridos durante siglos. Por los errores cometidos y las lecciones (nunca) aprendidas. Por todas las vicisitudes que ha vivido, por todas las penurias que ha sobrevivido. Por su idioma. Por tener un alfabeto propio que refleja los sonidos de la lengua búlgara. Por sus danzas típicas alegres y variadas. Por su comida simplemente deliciosa. Por sus vinos de alta calidad. Por su mezcla encantadora de ritos paganos y su cristianismo ortodoxo. Por sus regiones naturales bellísimas. Por sus cuevas espectaculares. Por su amplia gama de artesanía. Por los búlgaros. En resumen, porque es un país maravilloso.